A cel ras.El sábado 22 de febrero de 2014, a les 16 h, tuvo lugar la presentación, badalo, del llibre de Laia de AHumada "A ras cel. Conversaciones con jóvenes pastores " (Pagès Editors, 2013). Tal como comentaba la autora en su presentación, este es un libro lleno de sinergias que la han hecho posible, que la alimentan y que lo empujan más allá del contenido de sus palabras. Y esta no es una frase retórica, sino una realidad que ha llevado a la autora a implicarse en la Escuela de Pastores-cediendo todos los beneficios del libro para sus proyectos-y en el proyecto de Tierra Franca. El motivo es que en todas las conversaciones detectó que los jóvenes pastores y pastoras tenían un problema en común: el acceso a la tierra, y por tanto "había que hacer algo para facilitar el acceso a la tierra a estos nuevos repobladores del siglo XXI que, a diferencia de los antiguos, no se han encontrado con tierras francas sino, sovint masa, ocupadas por la tacañería y la especulación. "

Es un libro pequeño, pero suficiente para permitir que en cada página se vierta toda la il·la ilusión de los trece pastores y pastoras entrevistadas; la sabiduría académica de las doctoras Nieves Monllor (prólogo) i Gemma Celigueta (epílogo) y el trazo preciso de la il·lustradora Blanca Martí.
Tal como dice la autora: "Es un libro profético, que se adelanta a los tiempos, proposa que un paradigma ni agrosocial; y es que los jóvenes entrevistados-todos formados en la Escuela de Pastores-están convencidos de que se puede vivir de otra manera y están dispuestos a demostrarlo, mientras lo practican; este libro se hace eco de una nueva conciencia, preocupada y ocupada en hacer posible la vida en la tierra.
Lo que dicen los entrevistados es un signo más de un cambio de época donde todo parece darse la vuelta. Hasta hace muy poco los libros que se escribían sobre pastores tenían como objetivo resguardar la memoria de un oficio que acababa, o hablar de la figura del pastor desde un punto de vista antropológico, en cambio éste no quiere hablar de nada de esto, sino de jóvenes que sin ser pastores, quieren hacer.
Todo esto lo hemos de entender dentro del contexto actual. Es el fin de un tiempo de bonanza que no podía durar mucho, que era insostenible porque no se pueden ligar paso para siempre a los perros con longanizas.
El desprecio por el oficio de la agricultura, el abandono de los pueblos, el deslumbramiento por la vida ciudadana, el poco respeto por la tierra, la especulación, las segundas residencias, la prepotencia, el dinero fácil, la calidad de vida y el consumo feroz. Todo esto se acaba. Y estos jóvenes que quieren ser pastores están ofreciendo una alternativa, una oportunidad, a la vida rural; no se trata de un capricho, es un deseo que rema contracorriente, pero que da sentido a su vida y los convierte en un motor de cambio. Pero no se lo ponen nada fácil, ni las administraciones ni, a veces, la agricultura misma.
Estos jóvenes quieren recuperar el ritmo pausado del tiempo, ser dueños o amas de ellos mismos, estimar la tierra, dignificar el oficio. Estos jóvenes quieren recuperar la sabiduría de los ancianos, pero no quieren vivir como lo hacían ellos, no son nostálgicos de un tiempo perdido, no quieren segar con guadaña, si no cal; tienen otras maneras de hacer, innovadoras y respetuosas con la tierra y el medio, y las quieren aplicar; tienen formación y son muy críticos con el sistema actual ...;"
¡Bona lectura!!

Otras presentaciones:

  • Ordenar: Consejo Comarcal Pallars Sobirà (05 2013)

A cel ras (Sort)

Barcelona: Semana del Libro en Catalán (09 2013)

Sobre l´autor
Jordi Martí Perito mercantil, con estudios de filología catalana y música. Miembro de la cooperativa Germinal de sus inicios, centra su actividad en la promoción de la agroecología y el consumo consciente y transformador.